Sep 26, 2011 - Uncategorized    No Comments

Batalla Entre Dos Lobos II

En la leyenda de “La batalla entre dos lobos” creo que todos llegamos a la conclusión de preocuparnos de alimentar siempre al lobo bueno…

Hoy quiero reflexionar sobre como manejar al lobo malvado y todo lo que él genera en nosotros.

Todos… o casi todos… alimentamos de vez en cuando al lobo malo y como resultado nos sentimos con miedo, frustrados, doloridos, enfadados, nuestro niño interior queda herido… luego nos maldecimos y tratamos de liberarnos de esos sentimientos, porque no nos gusta estar deprimidos o temerosos.

Al juzgarnos y resistirnos a nuestro dolor nos apartamos de nuestro niño… él necesita nuestra comprensión, no nuestro rechazo. Y cuando nos apartamos de nuestro niño interior las cosas empiezan a salir cada vez peor… nos vamos alejando de nuestra esencia…

Debemos enfrentarnos a nuestra desolación o a cualquier cosa que nos esté oprimiendo, ser capaces de mirar el dolor, de reconocerlo como parte nuestra…

No huyamos, no escondamos porque eso que no nos gusta también es parte nuestra … quedémonos de pie junto al niño herido … abracemos con amor nuestro dolor, con compasión, no para que nos haga sentir víctimas, sino para sanarlo… y dejar que de a poco se vaya convirtiendo en AMOR…  en amor puro y verdadero, en amor que no niega, que no rechaza, que solo busca paz…

Nos resultará fácil, porque el amor es nuestra esencia!!!

¿Tienes algo que decir? Anímate y deja un comentario!