Browsing "Uncategorized"
May 26, 2013 - Uncategorized    No Comments

HACER EL AMOR …. ES SABER EXPRESARLO

Necesitamos los unos
de los otros.
Todos necesitamos
del contacto físico:
una caricia, un beso…
que nos digan “te quiero”
que nos escuchen,
que nos atiendan…
en fin… que nos amen.

Todos necesitamos AMOR.

Cada uno expresa
y comunica el amor
de forma diferente.

Por eso es importante
que las prisas
y la rutina
no apaguen tu amor.

Recuerda el dicho:

“el amor y la luna
se parecen:
menguan
cuando no crecen”.

Para que el amor crezca
debes estar atento,
debes demostrarlo.

No creas
que por el solo hecho
de estar al lado
de una persona,
o de ser su padre, madre,
hijo, novia, hermano,
amiga…
significa que le amas.

Es imprescindible demostrarlo.

Todos necesitamos
de las demostraciones
de amor.

Pero cada uno lo hace
de forma diferente.
No hay fórmulas.

Asegúrate que demuestras
el amor
a los tuyos.

Muchas veces
olvidamos
expresar nuestro amor
a las personas
que más amamos
al darlo
por sobre entendido.

Intenta
descubrir siempre
lo que los demás necesitan.

Es importante
poner mucha atención
en como te demuestran
su amor los demás.

A veces
por estar concentrado
en lo que quieres recibir,
no ves, pasas por alto
y dejas de disfrutar
lo que los demás te ofrecen,
lo que hacen por ti,
en definitiva
no aprecias sus
demostraciones de amor.

Preocúpate
por expresar siempre
tu cariño
incluso
a los que no conoces,
con el que te cruzas
por casualidad.
Una sonrisa
es mejor
que una mirada indiferente.

Quítate las corazas,
que a todos y a cada uno
les llegue tu amor.

Conviértete en
una persona “amorosa”.

Abr 28, 2013 - Uncategorized    No Comments

HACER EL AMOR … ES ESCUCHAR CON AMOR

Escuchar con amor

es darle de tu tiempo

a otro.

Es estar atento

a lo que te quiere decir

y no a lo que tú

quieres escuchar.

Escuchar con amor

es dejar tus ideas de lado

para interesarte

por las ideas del otro,

por lo que le pasa.

Escuchar con amor

es no interrumpir.

Cuando alguien te hable

sólo escúchale,

déjale decir todo

lo que quiera decir.

No interrumpas

para dar un consejo,

porque

si no has escuchado todo,

no podrás aconsejar bien.

No interrumpas

para contar tu historia,

creyendo que la tuya

es más graciosa,

más triste,

más emocionante…

Si no escuchas todo

lo que te quiere contar,

tampoco te escuchará a ti.

Tratará de interrumpirte

y seguir con su historia,

o la seguirá relatando

en su cabeza, mientras

piensa:

¿Te crees que lo que me cuentas

es más interesante?

Y ninguno

será escuchado.

No interrumpas

buscando siempre

algo que decir

o tratando

de encontrar una solución,

piensa

que algunas veces

el otro

sólo necesita ser escuchado,

si no te pide tu opinión

sólo escúchale.

Escuchar con amor

es también

saber comprender,

saber interpretar

lo que el otro

te quiere decir,

es escuchar

desde su realidad,

es estar atento

a lo que calla,

pero que expresa

con sus gestos,

con su mirada,

con su tono de voz,

con sus actitudes.

Escuchar con amor

es saber pasar cosas

por alto,

es no ser tan susceptible,

es no sentirse siempre

ofendido o agredido.

Es saber cuándo

lo que se dice

es sólo fruto del enfado,

de un mal día,

o tal vez

de una broma pesada.

Escuchar con amor

es que el otro sienta

que lo que te cuenta,

te interesa.

Por fin,

escuchar con amor

es dejar

que el otro se exprese,

es dejarle hablar

con libertad.

Abr 21, 2013 - Uncategorized    No Comments

HACER EL AMOR … ES TENER LA MENTE ABIERTA

Para hacer el amor,
necesitas escuchar al otro,
con una mente abierta.

Aceptar otras ideas,
otras opiniones.

Nadie es dueño de la verdad.
Cada uno tiene su verdad.

Porque todo
puede ser
y no ser a la vez.
Todo depende
del punto de vista,
dice una canción:
“para cada sí hay un no…
para cada contra
hay un pro…”

Las cosas
no son iguales
para siempre.
Porque todo está
en continuo movimiento.

Lo que hoy es de una forma
mañana puede ser de otra.
Debes estar atento
y abierto a los cambios.
Aprende a observar,
a analizar y a ser capaz
de cambiar si es necesario.

Aprende a escuchar al otro,
pero poniéndote
en su lugar,
mirar desde sus ojos,
sentir desde su corazón.

No intentes
tener siempre la razón,
eso es de necios.

Y sobre todo
no intentes
cambiar a nadie,
sólo intenta
cambiar tú mismo.

Abr 7, 2013 - Uncategorized    1 Comment

HACER EL AMOR… ES SABER RESPETAR

Sin respeto
no hay amor.

Pero empieza
por respetarte a ti mismo.
Porque si no eres capaz
de hacerlo contigo
difícilmente lo lograrás
con los demás.
Será sólo un “respeto débil”.

Respetarte es cuidarte,
es estar atento a tus necesidades,
a tus sueños.
Es obrar a tu favor
sin perjudicar a nadie.

Es hacer las cosas bien.

Es cuidar tu cuerpo,
tu mente y tu espíritu.

Es buscar siempre
“el justo medio”.

Piensa cuantas veces
obras en tu contra…
Piensa cuantas veces sabes
que algo no te conviene
y sigues adelante.

El respeto
es la base
de toda convivencia sana.

No trates
que todos piensen como tu,
de imponer tu verdad,
de tener siempre razón.

Permite
que cada cual
tenga sus propias ideas,
aunque sean
totalmente opuestas
a las tuyas.

Las diferencias
no dan derecho
a faltar el respeto.

Puedes discutir,
es bueno.
Pero no lo hagas
con la intención
de ganar “la batalla”,
de convencer al otro.
Discute
con la intención
de conocer exactamente
lo que el otro piensa,
de contraponer ideas,
sobre todo
de buscar coincidencias.

Por eso
el respeto es tan importante,
porque fomenta
la tolerancia, la paciencia,
la comprensión… el amor.

El respeto ofrece
la tranquilidad
de saber que cada uno
puede ser quien es,
que no necesita
ponerse caretas
ni interpretar otro papel
porque será aceptado
tal y como es.

El respeto
da la posibilidad de ser libre.

Cumple responsablemente
con tus deberes.
Goza responsablemente
de tus derechos.
Respeta responsablemente
el derecho ajeno.
Porque el respeto garantiza la paz.

Respetar
es también dejar al otro
hacer las cosas a su ritmo,
a su manera.

Muchas veces
con la “intención”
de ayudar,
no dejas al otro hacer…

Esto ocurre
especialmente con los niños,
con la gente mayor,
o con las personas
con capacidades diferentes.
En cuanto se demoran
más de lo debido,
u observas que les cuesta…
inmediatamente te ves
movido a ayudar.
Pero es preferible
aprender a esperar
en vez de hacerlo
en su lugar.

Primero observa,
dale tiempo,
si puede hacerlo
por sus propios medios
mucho mejor.
Si no puede,
por supuesto
ofrécele ayuda,
pero no le invadas.

Fíjate bien,
porque muchas veces
ayudas
para sentirte bien
o para sentirte útil.

Pero hay que dejar
que los demás
también se sientan
bien y útiles,
que se vean capaces,
que se demuestren
que pueden hacerlo solos.

Respeta a todos
y a cada uno,
así todos y cada uno
te respetarán a ti.

Recuerda
que sin respeto
no hay amor.

Mar 17, 2013 - Uncategorized    1 Comment

HACER EL AMOR … ES NO CREARSE FALSAS EXPECTATIVAS

No estés siempre imaginando
que tienen que hacer los demás
para solucionar “tus problemas”.

No estés a la expectativa
de que te digan
lo que tú quieres escuchar.
Que te den
lo que tú quieres recibir.
Que te muestren
lo que tú quieres ver.
Porque como son
tus expectativas
porque como es
lo que tú te imaginas
la mayoría de las veces
no se cumple
y te llenas de tristeza
y frustración.

Tus problemas,
tus vacíos,
los debes llenar
tú mismo.
Si necesitas ayuda,
si quieres algo,
pídelo, pero con claridad,
los demás no son adivinos
y no tienen
porque saber
que es lo que quieres.
O tal vez, justamente
por ser distintos
pueden creer
que necesitas otra cosa,
y te ofrecen,
o hacen algo,
que al no ser
lo que has imaginado,
te enfadas o te desilusionas.

Los demás
no son tu títere.

Cada uno reacciona
como quiere o puede.
La idea
que los demás tiene que llenar
tus expectativas
es una actitud infantil.
Es un camino fácil
pero inútil.

La solución,
siempre
la tienes que buscar
dentro tuyo.
Concéntrate
en qué te puedes dar
a ti mismo
o en qué le puedes dar tú
a los demás.
No malgastes
tus energías.
AMAR,
es tanto recibir como dar.

Mar 10, 2013 - Uncategorized    No Comments

HACER EL AMOR … ES SABER ENFADARSE

Dice Aristóteles:

“Cualquiera puede enfadarse,
eso es fácil.
Pero… enfadarse
con la persona adecuada,
en la medida correcta. en el momento oportuno,
por la razón precisa
y de la manera conveniente
no está al alcance de cualquiera
ni resulta fácil”

Es cierto que no es fácil,
pero sí necesario
que hagas el esfuerzo
por controlar tus enfados,
que hagas el esfuerzo
por “aprender a enfadarte”.

Cuando te enfades
trata de parar,
aunque sea un instante
para recapacitar.

Piensa si estás enfadado
con la persona adecuada,
o solo
le estás haciendo pagar tu enojo
con otra persona o situación.

O tal vez…
solo estás tapando
un error tuyo.

¿Lo estás haciendo
en la medida correcta,
o tal vez te estás excediendo,
estás exagerando?

¿Es el momento
y el lugar oportuno?

Piensa también
cuál es el fin de tu enojo.
que es lo que quieres lograr,
a dónde quieres llegar.

Esto es muy importante,
para que la situación no se desmadre;
para no decir o hacer cosas
que no se piensan,
que son solo
fruto de la discusión.

Enfadarse
no es sinónimo
de falta de amor o de rechazo…
a veces es necesario que te enfades,
que digas…
esto está mal,
no estoy de acuerdo,
por ahí no paso…

Pero si te empeñas en hacerlo
con todos los ingredientes
que da Aristóteles,
enfadarse, es también
un acto de amor
que puede ayudar
a mejorar las cosas.

Antes de darle rienda suelta a tu enfado…
respira profundo… y piensa …

Mar 3, 2013 - Uncategorized    No Comments

HACER EL AMOR… ES APRENDER A AMARSE

No confundas amarse
uno mismo con
egocentrismo o egolatría.
Amarse es conocerse,
es aceptarse,
es perdonarse.

Amarse
es superarse cada día,
ser fiel a sí mismo.

Amarse
es modelar,
poner y quitar
hasta convertirte
en tu mejor obra de arte.

Porque
para amarte bien,
primero y principal
debes aceptarte
y perdonarte.
Seguramente
hay cosas en ti
que no te gustan,
partes de tu cuerpo
que te avergüenzan,
circunstancias de tu vida
que quisieras borrar,
pero están ahí
y forman  parte
de tu realidad.

De nada vale
que trates de no verlas,
de esconderlas,
o de aparentar
que son distintas.

Tratar de ser
quien no se es
desgasta mucho.

La lucha por ser
quien no eres
es agotadora y estéril,
porque es muy difícil
esconder
lo que está a la vista,
fingir siempre, tratar de cambiar
los acontecimientos.

Una vez que descubres el error,
o lo que no te gusta,
y lo reconoces, te liberas.
Ya no te duelen las críticas,
porque sabes
que lo puedes cambiar,
superar,
o sencillamente aceptar.

Por eso
para amarte bien,
debes aprender
a estar a solas contigo
para conocerte bien.

“No se ama
lo que no se conoce”.

Seguramente
hay más cosas de ti
que te gustan
y de las que puedes estar orgulloso,
de aquellas que no te gustan
y te hacen sentir mal.

A veces por un solo “defecto”
te dejas hundir
y los esfuerzos por ocultarlo
no dejan salir a la luz
y potenciar
todo lo bueno
que hay en ti.

Es positivo reconocer
lo que no te gusta
o lo que está mal,
pero… no te quedes masticando rabia,
anclado en el mal.

Una vez reconocido
lo que no te gusta
debes aceptarlo.

Sólo desde la aceptación
“esto es lo que soy…
esto es lo que hay…”
se puede cambiar.

Y ¿Sabes una cosa?
no intentes ser perfecto
porque nadie es perfecto
y tú tampoco tienes
por qué serlo.

Piensa
que también habrá cosas
que no puedes cambiar,
acéptalas con serenidad.
No permitas
que te generen descontento,
frustración, vacío…
repítete:
“nadie es perfecto
y yo tampoco tengo
porque serlo”.

No intentes ser
mejor que nadie.
Esfuérzate únicamente
por ser mejor
que tú mismo,
siempre respetando
tus limitaciones.
Todos somos mejores
para unas cosas
que para otras.
Tú no tienes porqué
ser una excepción
y ser bueno en todo.

Aprende a ser
tu mismo
a decir lo que quieres decir
y no lo que los demás
quieren que digas.

A callar
lo que quieres callar
y no lo que los demás
no quieren escuchar.

A hacer
lo que quieres hacer
y no lo que los otros
quieren que hagas.

Por eso te digo:
aprende a estar
a solas contigo
para poder ser auténtico.
Es difícil quitarse
de la cabeza
los estereotipos, los moldes.

No trates de ser
Igual a todos.

Busca ser tú mismo.

Verás que cada vez
que conectas con tu esencia
siente paz, alegría, plenitud.

El vacío,
el descontento,
la eterna disconformidad
viene de ser quien no eres.
De tratar de entrar
en un molde
en el que cuesta entrar,
porque no es el tuyo.

Rompe los moldes.

Trata de ser una pieza única.

Hazte a ti mismo:
sé tu mejor obra de arte.

 

Jun 13, 2012 - Uncategorized    No Comments

HABLAR CON AMOR

Les comparto un nuevo capítulo de mi  libro “Hacer el Amor”

Trata siempre de hablar con amor.

Que tus palabras
sirvan para ayudar,
para enriquecer,
para alegrar,
para agradecer…

Piensa lo que vas a decir.

Si es algo
que perjudica a alguien,
es preferible
callar.

Piensa lo que vas a decir.

Porque puedes decir algo
que incluso
a ti te perjudique.

Recuerda:
“eres dueño
de tus silencios
y esclavo
de tus palabras”

Trata siempre
de hablar con amor.

Cuida de no herir
con tus palabras.

No seas de los que dicen:
“es que yo
soy muy sincero”

Porque ser sincero
no es decir
todo lo que se piensa.

A veces
no es necesario…
Ser sincero,
es más bien,
nunca decir
lo que no se piensa.

Piensa cómo lo vas a decir.

Busca las palabras adecuadas
y el tono justo
para que no surjan
malos entendidos.

Intenta ser siempre
lo más claro posible.

Recapacita primero
si lo que vas a decir
ayuda al diálogo
o lo rompe.

A veces es preferible
callar a tiempo.

Piensa también
cuándo lo vas a decir.

Busca el momento
oportuno
y el lugar adecuado,
sobretodo
si l que quieres decir
es importante.

Asegúrate
que en ese momento
el otro esté receptivo,
que puede escucharte,
prestarte toda la atención
que mereces.

Hablar con amor
es hablar sin reproches.

Nadie
podrá abrirse a ti
si le haces sentir
que está
en el banquillo de los
acusados.

Recuerda
que todo lo que dices
deja huella.

Las palabras pueden herir
o incluso hundir a alguien.

Pero las palabras
también pueden
consolar, alegrar,
hacer que el otro
sienta que existe,
que es valioso.

Procura siempre
que tus palabras
sean fruto del amor.

Abr 11, 2012 - Uncategorized    3 Comments

APRENDER A PEDIR PERDON

Te invito a leer un capítulo de mi  libro “Hacer el Amor”. 

Muchas veces
tendrás que perdonar,
pero otras tantas
te tocará a ti
pedir perdón.

Saber reconocer
un error a tiempo,
lejos de empequeñecerte,
te honrará.
Porque pedir perdón
y enmendar,
son actos que ennoblecen
a quien los hace.

Por eso
cuando sea necesario
pedir perdón,
hazlo.
No te quedes
dando vueltas,
libérate
lo más pronto que puedas
de la culpa.
Reconoce tu error,
pide perdón
y si cabe,
haz algo por mejorar.
Pero recuerda
que antes de pedir perdón
debes perdonarte
a ti mismo.

Porque
si no estás
en paz contigo,
aunque el otro
te perdone,
no te sentirás libre
y seguirás
sintiendo culpa.

También debes contar
con que tal vez
no seas perdonado.
Pero así
como no se puede vivir
con rencor
tampoco se puede vivir
con culpa
y remordimiento.
Por eso
es tan importante
que te perdones primero
y hagas todo lo posible
por enmendar
tu error
o tu ofensa.

Si eres perdonado
¡magnífico!

Pero si todavía
el otro
no está preparado
o no quiere
perdonarte,
y tu ya has hecho
todo lo que está
a tu alcance
por mejorar
la situación,
si realmente sientes
que no volverías
a actuar
de esa manera
y estás dispuesto
a superarte,
entonces,
perdónate
y libérate de la culpa.

Una vez
que tengas
tu conciencia
tranquila,
no permitas
que la falta
de perdón,
empañe tus días.

 

Para comprar el libro Hacer el Amor hacer click aquí.

 

Feb 13, 2012 - Uncategorized    5 Comments

El Dia Del Amor

Más allá de las diferentes teorías sobre el origen del día de los enamorados… muchos piensan que es un día puramente comercial… tengo que admitir que yo me encontraba en este grupo… Pero hoy me desperté y pensé, realmente el AMOR se merece su día… entonces decidí que por primera vez voy a celebrar el Día de San Valentín… el día de los enamorados… de los que estamos enamorados de la vida… los que estamos enamorados del  AMOR …

Qué el día de los enamorados lo celebren solamente “parejas”, me parece que es empequeñecer las cosas… El AMOR es para todos… Somos Amor… es nuestra esencia … es el día de todos… Vamos hay que celebrar !!! … ¿ Crisis ??? … nada de crisis, vamos a celebrar a lo grande… vamos a derrochar… nada de escasez en esta fiesta… que se note que hay abundancia… Sí !!!  abundancia de besos, de abrazos, de palabras bonitas, pequeños gestos… abundancia de sonrisas… de pequeñas caricias al alma… abundancia de amor !!!  

Es nuestro día … ARRIBA LOS CORAZONES !!!

 

Y ahora para comenzar la fiesta comparto este tema que comienza diciendo….

No importa quien seas, no importa dónde te dirijas en tu vida, no importa cuánto dinero tengas… en algún momento necesitarás alguien que esté junto a tí..

Yo quiero ser esa persona que esté junto a ti…

¡¡¡ Feliz Día Para Todos !!!

 

 

Páginas:1234567»