Abr 28, 2013 - Uncategorized    No Comments

HACER EL AMOR … ES ESCUCHAR CON AMOR

Escuchar con amor

es darle de tu tiempo

a otro.

Es estar atento

a lo que te quiere decir

y no a lo que tú

quieres escuchar.

Escuchar con amor

es dejar tus ideas de lado

para interesarte

por las ideas del otro,

por lo que le pasa.

Escuchar con amor

es no interrumpir.

Cuando alguien te hable

sólo escúchale,

déjale decir todo

lo que quiera decir.

No interrumpas

para dar un consejo,

porque

si no has escuchado todo,

no podrás aconsejar bien.

No interrumpas

para contar tu historia,

creyendo que la tuya

es más graciosa,

más triste,

más emocionante…

Si no escuchas todo

lo que te quiere contar,

tampoco te escuchará a ti.

Tratará de interrumpirte

y seguir con su historia,

o la seguirá relatando

en su cabeza, mientras

piensa:

¿Te crees que lo que me cuentas

es más interesante?

Y ninguno

será escuchado.

No interrumpas

buscando siempre

algo que decir

o tratando

de encontrar una solución,

piensa

que algunas veces

el otro

sólo necesita ser escuchado,

si no te pide tu opinión

sólo escúchale.

Escuchar con amor

es también

saber comprender,

saber interpretar

lo que el otro

te quiere decir,

es escuchar

desde su realidad,

es estar atento

a lo que calla,

pero que expresa

con sus gestos,

con su mirada,

con su tono de voz,

con sus actitudes.

Escuchar con amor

es saber pasar cosas

por alto,

es no ser tan susceptible,

es no sentirse siempre

ofendido o agredido.

Es saber cuándo

lo que se dice

es sólo fruto del enfado,

de un mal día,

o tal vez

de una broma pesada.

Escuchar con amor

es que el otro sienta

que lo que te cuenta,

te interesa.

Por fin,

escuchar con amor

es dejar

que el otro se exprese,

es dejarle hablar

con libertad.

¿Tienes algo que decir? Anímate y deja un comentario!