Oct 21, 2011 - Uncategorized    No Comments

INSTANTES

 

Este poema, me viene dando vueltas en la cabeza hace ya varios días… será mejor compartirlo pensé… y aquí estoy gozando de él y esperando que ustedes gocen también.

Sí, tal vez parezca un poco triste, pero en realidad es una enseñanza, es ver que hay muchas maneras de encarar la vida, y que está en nosotros elegir la que más nos gusta, la que nos hace sentir bien, la que nos hace sentir vivos…

Siempre tenemos una nueva oportunidad…

 

Si pudiera vivir nuevamente mi vida,
en la próxima trataría de cometer más errores.
No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.
Sería más tonto de lo que he sido,
de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad.
Sería menos higiénico.
Correría más riesgos.
Haría más viajes.
Contemplaría más atardeceres.
Subiría más montañas, nadaría más ríos.
Iría a más lugares adonde nunca he ido.
Comería más helados y menos habas.
Tendría más problemas reales y menos imaginarios.

Yo fui una de esas personas que vivió sensata
y prolíficamente cada minuto de su vida;
claro que tuve momentos de alegría.
Pero si pudiera volver atrás trataría
de tener solamente buenos momentos.

Por si no lo saben, de eso está hecha la vida,
sólo de momentos; no te pierdas el ahora.

Yo era uno de esos que nunca
iban a ninguna parte sin un termómetro,
una bolsa de agua caliente,
un paraguas y un paracaídas;
si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano.

Si pudiera volver a vivir
comenzaría a andar descalzo a principios
de la primavera
y seguiría descalzo hasta concluir el otoño.
Daría más vueltas en calesita,
contemplaría más amaneceres,
y jugaría con más niños,
si tuviera otra vez vida por delante.

Pero ya ven, tengo 85 años…
y sé que me estoy muriendo.

 

Este poema, que se llama INSTANTES erróneamente se adjudica a Jorge Luis Borges, pero no es así, parece que fue él quien lo tradujo y que posiblemente Don Herold sea el verdadero autor.

 

¿Tienes algo que decir? Anímate y deja un comentario!