Oct 18, 2011 - Uncategorized    2 Comments

Lección Práctica

 

Hace algún tiempo, me contaron esta historia y lamento no saber si es una historia real o saber quién la escribió, porque es muy bonita.

Un día el padre le dijo a su hijo,-  hoy quiero que aprendas algo importante que te servirá toda la vida si prestas atención y lo dejas grabado dentro de ti –

Lo llevó a la cocina, buscó tres ollas, las llenó de agua y las puso al fuego. Cuando el agua comenzó a hervir, puso en una olla una zanahoria, en la otra un huevo y en la tercera unos granos de café. Y así estuvieron sin mediar palabra, mientras el vapor salía de las tres ollas. A los veinte minutos, el padre apagó el fuego, puso en un plato la zanahoria, en otro el huevo y por fin coló el café y lo puso en una taza. El niño observaba sin comprender que clase de lección podía ser esa.

Entonces el padre le pidió que tocara la zanahoria y le preguntó -¿Qué notas?- el niño se acercó y le respondió  – que está suave y blanda-  luego el padre le pidió que pelara el huevo, -¿Qué ha pasado?- le preguntó, -que el huevo está duro- contestó el hijo.  Ahora por favor prueba el café- el hijo dio un pequeño sorbo e interrogó al padre… -¿qué significa esto papá? El padre sonrió y le dijo -Tanto la zanahoria como el huevo y los granos de café se han enfrentado a  la misma adversidad, el agua hirviendo y sin embargo cada uno ha reaccionado de diferente manera. La zanahoria que era fuerte y dura, ante la adversidad del agua hirviendo se volvió débil y fácil de deshacer. El huevo era frágil y su fina cáscara protegía su interior líquido, pero el agua hirviendo lo endureció. Sin embargo los granos de café, después de estar sometidos al agua hirviendo, fueron capaces de transformar el agua. –

– Y esta es la lección que quiero que aprendas –  continuó el padre – Cuando la adversidad llame a tu puerta, puedes debilitarte como a la zanahoria, puedes endurecer tu interior como el huevo, o como los granos de café, ser capaz de transformar el medio que te causa dolor… Serás tú el que decida como reaccionar.

Me parece una lección muy clara. No permitas que algo externo modifique tu esencia… siempre se tú el que dándose a si mismo pueda mejorar la situación. Creo que no hacen falta más palabras…

Yo me quedo con eso de … ” ser capaz de transformar el medio que te causa dolor”

2 Comments

  • Que linda historia y que gran lección, me ha gustado mucho y no la había escuchado antes, gracias por poner siempre cosas tan hermosas.

  • Bellìsimo y así de cierto !!!! Besos a todos por allá especialmente a mi tía Celita !!!

¿Tienes algo que decir? Anímate y deja un comentario!